25 ene. 2012

Lírica delirante

Pocas figuras en la historia de las letras han trascendido de forma tan radical y absoluta como la de este personaje oscuro, contradictorio y absolutamente genial cuyos retratos de lo macabro siguen deslumbrando a generaciones asombradas por su profuso y retorcido universo. El creador de cuentos como "La caida de la casa Usher", "El corazón delator", "El gato negro", "La máscara de la muerte roja" o "Los crímenes de la calle Morgue" nació en Boston en 1809 y fue educado por una acaudalada familia después de que sus padres fallecieran cuando aún era un niño. Aficionado al juego, la bebida y la vida disoluta, comenzó a escribir poemas en los que reflejaba el lado menos amable de temas como la religión, el amor, la sociedad y los más profundos sentimientos humanos. Su erudición y ágil pluma lo llevó a convertirse en redactor de algunos importantes diarios y revistas y a ejercer ocasionalmente como crítico literario, labor en la que suscitó más de una polémica con sus peculiares opiniones sobre el origen de la poesía y sus habitualmente escandalosas palabras. 
Hasta su muerte en Baltimore en 1849, en el plano personal su vida tampoco fue un camino de rosas: se casó con su prima Virginia cuando ésta sólo contaba catorce años de edad, y tras verse privado de ella tras una larga enfermedad se entregó al mundo de las drogas y a su cada vez más acuciante alcoholismo, lo cual no le impidió -más bien al contrario- seguir publicando novelas, poemas (el más extenso de ellos es "El cuervo", que pueden leer pinchando aquí) y cuentos de una excelencia que aún hoy continúan sentando cátedra. En el cine, Vincent Price delante de la cámara y Roger Corman detrás de ella fueron los protagonistas de varias adaptaciones de sus obras, aunque si somos sinceros jamás superaron el poder evocador de los textos originales. Incluso en el rock español, grupos como Héroes del Silencio o Radio Futura se inspiraron en ellos para componer y tocar en directo algunas de sus canciones. Pero tal vez otro día hablaremos de eso, de momento pueden leer sus mejores cuentos pinchando en la imagen y ver una adaptación de uno de ellos filmada para televisión. Ya lo dijo Bob Dylan en su "Balada de un hombre delgado": "He leído los libros de Fitzgerald y de Poe".



JJ Stone