3 may. 2011

Viaje al centro de nosotros mismos

Leer un libro de más de 600 páginas, escrito por un autor sudamericano muerto prematuramente, que cuenta tantas historias y que mezcla tan variopintos personajes en un mundo ajeno al nuestro puede resultar una tarea ardua para la que se requieren voluntades férreas. Sin embargo, cuando te armas de valor y te dejas seducir por la prosa de Bolaño, te arrepientes de no haber sido capaz de haber entrado antes en esas páginas. Si algún día alguien que lea estas líneas introductorias a esta obra decide seguir el mismo camino, habrá aprendido una importante lección: no hay mejor viaje que el que se hace desde tu sofá, poblando tu cabeza de historias lejanas y a veces increibles, donde cualquier cosa es posible y todo tiempo, pasado o futuro, pasan a ser sólo un reflejo del presente. Un autor imprescindible y una novela escrita para el deleite, de la que encontramos un breve resumen pinchando en la portada. Viajen con nosotros si quieren gozar.




JJ Stone