25 mar. 2011

La culpa necesaria

El inglés es un idioma inteligente. Marca a las terceras personas con una "ese" para que quede claro cuál es su lugar como sujeto activo. Para que se sepa quién es el responsable, y que eso no afecte al tú o al yo, sino a "ese". Hay veces que sólo por una letra se pierde la identidad, la propiedad y la seguridad. Nadie tiene derecho a apropiarse de lo que no está marcado como suyo, para eso están las otras personas, actuantes, no pasivas, a las que no se marca con ninguna letra. Sin embargo, al final, los que quedamos marcados somos nosotros... La primera persona es la más susceptible, definitivamente.


JJ Stone