10 may. 2015

No todas las notas son escuchadas

Este domingo tenemos una recomendación filmográfica familiar que puede dar mucho que pensar. Os presentamos a "La Familia Bélier", una tragicomedia de origen galo que pone en escena a una familia de la Francia más rural: un matrimonio compuesto por Gigi (Karin Viard), Rodolphe (François Damiens) y sus dos hijos: el menor, Quentin (Luca Gelberg) y Paula, de 16 años (Louane Emera).

Lo que no nos esperábamos es que esta familia tuviera una particularidad: todos sufren una discapacidad auditiva de nacimiento; son sordomudos. Todos excepto Paula. Ella es la que hace de intérprete en su familia y la que mantiene el contacto entre el negocio familiar (la venta de quesos caseros) y el resto del mundo. Los cuatros trabajan y viven en una granja prácticamente aislada de la población. Aparentemente Paula es feliz y lleva una vida normal pero su vida se truncará cuando se apunte a la actividad extraescolar del coro y su profesor de canto (interpretado por el famoso actor de teatro y cine francés Éric Elmosnino) descubra su maravillosa voz y le ofrezca una oportunidad de triunfar en París, dejando todo lo que tiene atrás.

Por un lado la película nos ofrece una vía de esperanza para una chica que se ha criado toda su vida en el campo y no conoce nada del mundo exterior y por otro lado la decisión de dejar a su familia en la más profunda desolación, ya que quedarán completamente aislados del mundo que les rodea al carecer de intérprete para el negocio y la vida familiar.

Aunque, aparentemente, Eric Lartigau (el director de esta película) pretende encasillar la película dentro de la peligrosa etiqueta de "cine familiar", rápidamente el público puede apreciar que se trata de un conflicto profundo y una crítica a la sociedad más destructiva del siglo XXI. Esta es la sugerencia semanal de nuestro blog, aún en cartelera. No se la pierdan.