Ir al contenido principal

Mientras agonizo (As I Lay Dying)



http://www.taller-palabras.com/Datos/Cuentos_Bibliotec/ebooks/Faulkner%20William%20-%20Mientras%20Agonizo.pdfA las familias podríamos definirlas como micro células dentro de una célula mayor o sistema social, establecido conforme a unos cánones a los que éstas se someten en mayor o menor medida. Cada una de ellas establecerá la relación oportuna con la sociedad misma y con otras familias, siendo a su vez sus miembros elementos autónomos que, aunque a veces disidentes con sus familiares, no podrán deshacer jamás ese lazo de sangre que les une de por vida.

El novelista estadounidense William Faulkner recalca especialmente cual es esa sólida base donde se apoya en “Mientras agonizo” ("As I lay dying"), mientras nos sume en ese desvarío tragicómico en el que se desenvuelve el relato. Los Bundren, lo que esta familia en conjunto o a través de cada uno de sus miembros, es capaz de transmitir, es el eje de esta alegoría de la condición humana, que por convicciones de tal o cual naturaleza, acomete empresas tan nobles como descabelladas. El dramatismo anestesiado por ese punto de comicidad que presuroso llega como tantas veces, instigado por invisibles y socarronas fuerzas para quitar hierro al asunto, es otra de las bazas que juega Faulkner en pos de armar una historia tan grotesca como inverosímil.  


La muerte de la matriarca es el inicio de esta odisea en la que todos y cada uno de los Bundren aportarán ese trocito de hilo con el que se va tejiendo una historia que cada uno interpreta a su manera, que tiene como vínculo morboso el cadáver de una madre y esposa que antes de morir observa como uno de sus hijos se afana por acabar lo antes posible el ataúd en el que será transportada al lugar donde, según su voluntad, quiere por fin descansar en paz.

El comienzo de este accidentado viaje se da la mano con el de las propias desventuras que Faulkner nos tiene preparadas y que tanto y tan bien agradece cualquier tipo de lector, ávido de suculentos contenidos que de las letras esperamos extraer, pero sobre todo ávido de este o aquel estrambótico, inesperado y emocionante suceso. Ingredientes fundamentales que el novelista norteamericano tiene en cuenta y mezcla, agita, deja hervir y nos sirve a destajo, sin darnos tiempo a saciarnos de entremeses, cuando ya vislumbramos los platos fuertes. Y así, extrayendo esa porción de jugoso partido a cada personaje, va enriqueciendo una trama que lejos de enmarañarse, acaba convirtiéndose en un perfecto ensamblaje compuesto por los Bundren, sus principios, su esperpéntico viaje, y sobre todo,  por el modo tan visceral como sincero de transitar los serpenteantes senderos de la vida. Pinchen en la imagen y déjense llevar. Referir también su acertado trasvase a la gran pantalla en 2013 ("El último deseo"de la  mano de James  Franco. Lean, vean y disfruten.  

Entradas populares de este blog

Two of us: Un encuentro legendario

Por fin hemos encontrado (después de tanto tiempo) la mítica película "Two of us", emitida originalmente para la televisión americana y ahora con subtítulos en español para toda la población hispanohablante. Como protagonistas tenemos a Aidan Quinn interpretando a Paul McCartney y a Jared Harris en el papel de John Lennon. Los actores interpretan el encuentro ficticio de lo que podría haber pasado entre los dos músicos durante un encuentro real que tuvieron en abril de 1976 si se hubieran presentado en un programa llamado Saturday Night Live que les ofrecía 3.000 dólares si se reencontraban en televisión aquella noche y tocaban tres canciones en directo (si pinchan en la imagen de la izquierda podrán ver al presentador del show haciéndoles la oferta real).

La fatalidad nos hace invisibles

El destino, nos guste o no, está ahí, cual depredador que saliva copiosamente acechando a su inocente víctima para saciar sus ansias de hacer cumplir lo irremediable, para aplacar las iras de quién sabe qué criaturas divinas que por menesteres de fundamentos establecidos para algún misterioso propósito, o bien por puro albedrío astral, se empecinan por los siglos de los siglos en llevar a cabo tales empresas para deleite o desgracia de los mortales.

"Crónica de una muerte anunciada", obra singular del recientemente desaparecido Gabriel García Márquez, es un referente claro a eso que denominamos destino, a eso tan natural y a la vez tan extraño que encierra el misterio de la vida, tan absurdo y falto de sentido que se nos acaban las hipótesis para dar con alguna respuesta que deje, por lo menos a medias, satisfecha nuestra curiosidad. Esa que siempre se conforma, dadas las circunstancias, con darse con un canto en los dientes si el acontecimiento en cuestión tiene algún punto …

La jerarquía es eterna

Elvis fue el Rey del Rock, y eso es algo que pocos discuten con el paso de los años. Pasarán siglos antes de volver a ver sobre un escenario a alguien con su fuerza, su desbocado talento y su imagen. El tupé y la pelvis más famosos de la historia de la música dejó un legado de canciones con cuya interpretación (él no escribió ni una sola nota) consiguió convertirse en un icono inmortal