15 may. 2015

Mientras agonizo (As I Lay Dying)



http://www.taller-palabras.com/Datos/Cuentos_Bibliotec/ebooks/Faulkner%20William%20-%20Mientras%20Agonizo.pdfA las familias podríamos definirlas como micro células dentro de una célula mayor o sistema social, establecido conforme a unos cánones a los que éstas se someten en mayor o menor medida. Cada una de ellas establecerá la relación oportuna con la sociedad misma y con otras familias, siendo a su vez sus miembros elementos autónomos que, aunque a veces disidentes con sus familiares, no podrán deshacer jamás ese lazo de sangre que les une de por vida.

El novelista estadounidense William Faulkner recalca especialmente cual es esa sólida base donde se apoya en “Mientras agonizo” ("As I lay dying"), mientras nos sume en ese desvarío tragicómico en el que se desenvuelve el relato. Los Bundren, lo que esta familia en conjunto o a través de cada uno de sus miembros, es capaz de transmitir, es el eje de esta alegoría de la condición humana, que por convicciones de tal o cual naturaleza, acomete empresas tan nobles como descabelladas. El dramatismo anestesiado por ese punto de comicidad que presuroso llega como tantas veces, instigado por invisibles y socarronas fuerzas para quitar hierro al asunto, es otra de las bazas que juega Faulkner en pos de armar una historia tan grotesca como inverosímil.  


La muerte de la matriarca es el inicio de esta odisea en la que todos y cada uno de los Bundren aportarán ese trocito de hilo con el que se va tejiendo una historia que cada uno interpreta a su manera, que tiene como vínculo morboso el cadáver de una madre y esposa que antes de morir observa como uno de sus hijos se afana por acabar lo antes posible el ataúd en el que será transportada al lugar donde, según su voluntad, quiere por fin descansar en paz.

El comienzo de este accidentado viaje se da la mano con el de las propias desventuras que Faulkner nos tiene preparadas y que tanto y tan bien agradece cualquier tipo de lector, ávido de suculentos contenidos que de las letras esperamos extraer, pero sobre todo ávido de este o aquel estrambótico, inesperado y emocionante suceso. Ingredientes fundamentales que el novelista norteamericano tiene en cuenta y mezcla, agita, deja hervir y nos sirve a destajo, sin darnos tiempo a saciarnos de entremeses, cuando ya vislumbramos los platos fuertes. Y así, extrayendo esa porción de jugoso partido a cada personaje, va enriqueciendo una trama que lejos de enmarañarse, acaba convirtiéndose en un perfecto ensamblaje compuesto por los Bundren, sus principios, su esperpéntico viaje, y sobre todo,  por el modo tan visceral como sincero de transitar los serpenteantes senderos de la vida. Pinchen en la imagen y déjense llevar. Referir también su acertado trasvase a la gran pantalla en 2013 ("El último deseo"de la  mano de James  Franco. Lean, vean y disfruten.