Ir al contenido principal

Mientras haya vida, habrá esperanza

“Tiene que haber algo muy especial acerca de los límites del universo. ¿Y qué es más especial que el hecho de que no haya límites? Y no debe haber límites en el empeño humano. Todos somos diferentes. No importa lo difícil que pueda parecer la vida. Siempre hay algo que puedes hacer y tener éxito. Mientras haya vida, habrá esperanza”
(Eddie Redmayne como Stephen Hawking)

Esta semana venimos con una recomendación reciente. Queremos hablarles de "La teoría del todo", la última película de James Marsh. Este film cuenta la biografía de Stephen Hawking (personaje real interpretado por Eddie Redmayne, que ha recibido recientemente el Óscar por su gran interpretación, aunque es más conocido por su papel en "Los miserables"), el importante teórico científico que ha cambiado la historia de la ciencia y la tecnología en los últimos cincuenta años.

La película se centra en la relación que tuvo este genio británico con Jane Wilde (interpretada por Felicity Jones, a la que pudimos ver en "The amazing Spiderman 2"), su primera mujer, con la cual contrajo matrimonio después de que le diagnosticaran una enfermedad por la que no le quedaban más de dos años de vida y con la cual tuvo tres hijos.

Es una película que hace al espectador reflexionar sobre la brevedad de la vida y sobre como teniendo a una persona que te quiere y lucha por ti todas las situaciones se pueden llevar con dignidad. Por otro lado, el avance tecnológico, el dinero y sobre todo la aparición de terceras personas en las relaciones humanas hacen que nos volvamos a plantear si realmente estábamos destinados a estar con una persona o no. Ambos pasarán por relaciones difíciles que afrontarán a su manera y dejarán al espectador un espacio para reflexionar sobre las fuertes decisiones psicológicas  y sociales que en la película se plantean.

Tomando como título el magnífico libro "La teoría del todo" escrito por el científico, la película recrea un pasaje de la vida de Hawking realizado desde el respeto y la admiración por su increíble esfuerzo y triunfo en nuestra sociedad. Sin poner más calificativos no podemos dejar de decir que es una película muy entretenida y bien cuidada. ¡A sus asientos!

Entradas populares de este blog

Two of us: Un encuentro legendario

Por fin hemos encontrado (después de tanto tiempo) la mítica película "Two of us", emitida originalmente para la televisión americana y ahora con subtítulos en español para toda la población hispanohablante. Como protagonistas tenemos a Aidan Quinn interpretando a Paul McCartney y a Jared Harris en el papel de John Lennon. Los actores interpretan el encuentro ficticio de lo que podría haber pasado entre los dos músicos durante un encuentro real que tuvieron en abril de 1976 si se hubieran presentado en un programa llamado Saturday Night Live que les ofrecía 3.000 dólares si se reencontraban en televisión aquella noche y tocaban tres canciones en directo (si pinchan en la imagen de la izquierda podrán ver al presentador del show haciéndoles la oferta real).

La fatalidad nos hace invisibles

El destino, nos guste o no, está ahí, cual depredador que saliva copiosamente acechando a su inocente víctima para saciar sus ansias de hacer cumplir lo irremediable, para aplacar las iras de quién sabe qué criaturas divinas que por menesteres de fundamentos establecidos para algún misterioso propósito, o bien por puro albedrío astral, se empecinan por los siglos de los siglos en llevar a cabo tales empresas para deleite o desgracia de los mortales.

"Crónica de una muerte anunciada", obra singular del recientemente desaparecido Gabriel García Márquez, es un referente claro a eso que denominamos destino, a eso tan natural y a la vez tan extraño que encierra el misterio de la vida, tan absurdo y falto de sentido que se nos acaban las hipótesis para dar con alguna respuesta que deje, por lo menos a medias, satisfecha nuestra curiosidad. Esa que siempre se conforma, dadas las circunstancias, con darse con un canto en los dientes si el acontecimiento en cuestión tiene algún punto …

La jerarquía es eterna

Elvis fue el Rey del Rock, y eso es algo que pocos discuten con el paso de los años. Pasarán siglos antes de volver a ver sobre un escenario a alguien con su fuerza, su desbocado talento y su imagen. El tupé y la pelvis más famosos de la historia de la música dejó un legado de canciones con cuya interpretación (él no escribió ni una sola nota) consiguió convertirse en un icono inmortal