Ir al contenido principal

El mercader de Venecia



http://www.biblioteca.org.ar/libros/132571.pdfCuando una corriente se nos lleva para hacernos desembocar en los más que predecibles beneficios de las saludables aguas que promete su vigoroso curso, ésta se hace si cabe más efervescente si la propia voluntad se une a su fuerza combinando así un equipo bien coordinado que culmine la dulce travesía haciendo más dulce aún la meta.

Si nos indujeran a pensar que esa poderosa corriente es el propio Shakespeare, el curso de sus aguas su prodigiosa pluma, y la desembocadura a un mar preñado de  singular belleza correspondiese a ese final que pocos adivinan, muchos agradecen y otros tantos más alaban; es de recibo pensar que el afortunado embarcado en tan estimulante odisea pondrá todo de su parte a fin de no remar en otra dirección que no sea la que ofrece esta ruta tan placentera como emocionante.  

"El mercader de Venecia" es ese boyante caudal  de pura maestría literaria, uno de los referentes que el genio inglés de las letras dejó para la posteridad, esa que hace lo bueno mejor y que acrecienta notablemente el valor de cualquier obra artística, y que a fin de cuentas constituye ese diván sostenido por el tiempo donde pararse a reconocer ciertas obras de arte es casi un ejercicio obligado. 
La representación teatral supuso ya un rotundo éxito en el momento de su estreno (hay trabajos que no  necesitan de ese usufructo que el tiempo otorga a tantos que en su momento no fueron reconocidos).

William Shakespeare, en plena madurez creativa, refleja en esta que nos ocupa parte de lo que en otras tantas de sus obras se adivina; esa libación literaria a otros autores que tan bien les sienta a las propias, dotándolas de una prestancia que siempre se rige por ese toque personal del propio autor. Esta maravillosa obra, como bien aventura en el prólogo LuisAstrana Marín, bebe de otras fuentes, y a partir de éstas crea ese propio manantial puro y de tan notable estilo.

Tan rica y excelsa en cuanto a referencias clásicas, modelos de gobierno de la época, costumbres de la vida del escenario geográfico que  la ocupa, y tantas filigranas que revisten la obra con esa toga sagrada que el saber otorga al erudito más esforzado; pero más aún reforzada por unos diálogos ataviados del más ingenioso discurso, que justifica con creces las alabanzas con que obra y autor vienen siendo agasajados hace siglos.

La forma acompaña sin duda a este rico fondo, y la historia que acapara amistades, odios y amoríos revestidos de una justicia casi divina hacen de este clásico las delicias del lector o espectador de turno. Podrán disfrutarlo pinchando en la imagen.

Entradas populares de este blog

Two of us: Un encuentro legendario

Por fin hemos encontrado (después de tanto tiempo) la mítica película "Two of us", emitida originalmente para la televisión americana y ahora con subtítulos en español para toda la población hispanohablante. Como protagonistas tenemos a Aidan Quinn interpretando a Paul McCartney y a Jared Harris en el papel de John Lennon. Los actores interpretan el encuentro ficticio de lo que podría haber pasado entre los dos músicos durante un encuentro real que tuvieron en abril de 1976 si se hubieran presentado en un programa llamado Saturday Night Live que les ofrecía 3.000 dólares si se reencontraban en televisión aquella noche y tocaban tres canciones en directo (si pinchan en la imagen de la izquierda podrán ver al presentador del show haciéndoles la oferta real).

La fatalidad nos hace invisibles

El destino, nos guste o no, está ahí, cual depredador que saliva copiosamente acechando a su inocente víctima para saciar sus ansias de hacer cumplir lo irremediable, para aplacar las iras de quién sabe qué criaturas divinas que por menesteres de fundamentos establecidos para algún misterioso propósito, o bien por puro albedrío astral, se empecinan por los siglos de los siglos en llevar a cabo tales empresas para deleite o desgracia de los mortales.

"Crónica de una muerte anunciada", obra singular del recientemente desaparecido Gabriel García Márquez, es un referente claro a eso que denominamos destino, a eso tan natural y a la vez tan extraño que encierra el misterio de la vida, tan absurdo y falto de sentido que se nos acaban las hipótesis para dar con alguna respuesta que deje, por lo menos a medias, satisfecha nuestra curiosidad. Esa que siempre se conforma, dadas las circunstancias, con darse con un canto en los dientes si el acontecimiento en cuestión tiene algún punto …

La jerarquía es eterna

Elvis fue el Rey del Rock, y eso es algo que pocos discuten con el paso de los años. Pasarán siglos antes de volver a ver sobre un escenario a alguien con su fuerza, su desbocado talento y su imagen. El tupé y la pelvis más famosos de la historia de la música dejó un legado de canciones con cuya interpretación (él no escribió ni una sola nota) consiguió convertirse en un icono inmortal