Ir al contenido principal

Una de zombis a la cubana


Ahora que tenemos recientes los premios Goya me he acordado de este peliculón que ganó el premio a la mejor película iberoamericana en la penúltima edición y no he tenido más remedio que compartirla en nuestro espacio. Cine cubano. Independiente. De zombis. Vamos, la hostia en vinagre. Empecemos recuperando el tráiler para ir abriendo boca.



Ahora una breve sinopsis por cortesía de "Film Affinity". No es por pereza. Más bien, respeto a los profesionales:

“Una horda de zombis ávidos de carne humana asola las calles de La Habana. Se extiende el rumor de que los responsables de la situación son grupos al servicio de los Estados Unidos. El pánico se apodera de la gente; en medio de la confusión aparece una especie de héroe: Juan (Díaz de Villegas), que, con el eslogan "Juan de los Muertos, matamos a sus seres queridos", se ofrece a la gente para eliminar, por un módico precio, a sus familiares infectados”.

Vamos con el filme. Se puede ver completo en youtube (por ahora). Aprovechemos la ocasión. Mejor hoy que mañana. Mejor ahora que luego. Y háganlo abriendo el dichoso canal de vídeos y escogiendo el enlace que les plazca, puede que si la intentan ver desde aquí mismo les aparezca un cartelito prohibitivo. Merecerá la pena, espero.


Completemos el homenaje con una entrevista al responsable de esta flipada de peli, el gran Alejandro Brugués, que pueden leer aquíAquí hay mucha tela que cortar, pero en esta ocasión no os voy a castigar con mis apreciaciones sobre el evento. Me reservo para comentarlo posteriormente al visionado, si ustedes lo tienen a bien.

P.D.: Es mu grande este Alex. Por si alguien se quedó con ganas de más, ahí va el tráiler de "Efectos personales". Homework para los ávidos y aventajados.













Entradas populares de este blog

Two of us: Un encuentro legendario

Por fin hemos encontrado (después de tanto tiempo) la mítica película "Two of us", emitida originalmente para la televisión americana y ahora con subtítulos en español para toda la población hispanohablante. Como protagonistas tenemos a Aidan Quinn interpretando a Paul McCartney y a Jared Harris en el papel de John Lennon. Los actores interpretan el encuentro ficticio de lo que podría haber pasado entre los dos músicos durante un encuentro real que tuvieron en abril de 1976 si se hubieran presentado en un programa llamado Saturday Night Live que les ofrecía 3.000 dólares si se reencontraban en televisión aquella noche y tocaban tres canciones en directo (si pinchan en la imagen de la izquierda podrán ver al presentador del show haciéndoles la oferta real).

La fatalidad nos hace invisibles

El destino, nos guste o no, está ahí, cual depredador que saliva copiosamente acechando a su inocente víctima para saciar sus ansias de hacer cumplir lo irremediable, para aplacar las iras de quién sabe qué criaturas divinas que por menesteres de fundamentos establecidos para algún misterioso propósito, o bien por puro albedrío astral, se empecinan por los siglos de los siglos en llevar a cabo tales empresas para deleite o desgracia de los mortales.

"Crónica de una muerte anunciada", obra singular del recientemente desaparecido Gabriel García Márquez, es un referente claro a eso que denominamos destino, a eso tan natural y a la vez tan extraño que encierra el misterio de la vida, tan absurdo y falto de sentido que se nos acaban las hipótesis para dar con alguna respuesta que deje, por lo menos a medias, satisfecha nuestra curiosidad. Esa que siempre se conforma, dadas las circunstancias, con darse con un canto en los dientes si el acontecimiento en cuestión tiene algún punto …

An-tonio y El Club de los 27

Hoy la historia va sobre "El Club de los 27”. Como ya conocéis, se trata de ese selecto grupo al que pertenecen algunos de nuestros mayores ídolos (quizá los más grandes) no solo por su brutal repercusión en el arte de hacer música, sino por el hecho de abandonar este jodido mundo justo a la tierna edad de veintisiete añicos (ni más ni menos) y en circunstancias siempre relacionadas con el exceso.