Ir al contenido principal

Las frases célebres más falsas de la historia

Todos, alguna vez, hemos usado algunas de las frases más célebres de la historia del cine sin ni siquiera, en la mayoría de los casos, saber su origen cinematográfico. Esta semana hemos hecho una breve recopilación de las citas de cine más famosas y con más legado que originalmente no están en la película. Pero para ello hay que tener en cuenta de dónde proceden estos "errores" o "cambios" en las frases originales (que en muchas ocasiones superan a las reales).

La mayoría de las películas que aparecen en la cartelera en cualquier cine español (desde el comienzo del cine en España hasta nuestros días) son de origen americano. Por suerte o por desgracia, en nuestro país siempre se han traducido las películas al castellano, es decir, se ha doblado la voz de todos los personajes. A pesar de lo que muchos puedan pensar sobre el doblaje, originalmente esto se hacía porque la gente en España no sabía ni leer ni escribir y el cine hubiese sido un arte desarrollado por muy pocas personas. Para todos los hipsters actuales o "gente culta que se las da de intelectual por ver una película en V.O. (voz original) con subtítulos", que sepan que esos subtítulos siguen siendo el resultado de una traducción del inglés (o cualquier otro idioma) al castellano y, por lo tanto, son una interpretación. A raíz de esto, tampoco hay excusa para esas personas que dicen "le presto atención a lo que dicen los personajes en inglés y si me pierdo alguna expresión me apoyo en los subtítulos en castellano", porque es imposible procesar dos idiomas al mismo tiempo.

Dicho esto, y volviendo a nuestra recopilación, a continuación tenemos algunos de los cambios o falsas citas célebres que han hecho historia. El primero de ellos es el famoso "Luke, yo soy tu padre", frase que pronuncia Darth Vader en la película "La guerra de las galaxias" (1977). Originalmente la frase era "No, yo soy tu padre" ("No, I'm your father") pero, debido a la contextualización de la escena, esta afirmación podía dar lugar a una confusión, dado que Darth Vader es el antagonista de la saga. Para dejarlo totalmente claro, los guionistas decidieron cambiar la frase y añadirle el nombre del protagonista, Luke, de manera que la afirmación quedara mucho más impactante. Otra de las teorías es que este cambio se produjo a raíz del diálogo de la versión radiofónica de la National Public Radio, donde Brock Peters era la voz de Darth Vader, y a la comedia "Tommy Boy" (1995). En cualquier caso, en el siguiente vídeo se puede ver cómo en la versión traducida al español Constantino Romero citaba la traducción tal cual del inglés:


Continuando, esta vez con Disney, le sigue la película "Blancanieves y los siete enanitos" (1937) en la cual en la versión española la madrastra se posa ante el espejo y dice su frase "Espejito, espejito mágico, ¿quién es en este reino la más hermosa?", aunque originalmente sería algo así  "Espejo mágico de la pared, ¿quién es la más hermosa de todas?"("Mirror, mirror on the wall, who is the fairest of them all?"):


Le sigue la película "Harry el sucio" (1971) en la cual Clint Eastwood apunta al villano con un Magnum diciéndole (en la versión española), tras un monólogo, "...no crees que debieras pensar que eres afortunado", aunque originalmente era algo como "¿Te sientes afortunado? Bien, ¿te sientes afortunado, gamberro?" ("Do you feel lucky? Well.. do you, punk?"):


¿Quién no recuerda la clásica frase para el pianista que decía: "Tócala otra vez, Sam" de Humphrey Bogart en"Casablanca" (1942)? ("Play it again, Sam?") Sentimos desilusionaros, pero el gran Bogie nunca dijo esa frase. En esa escena su personaje pronuncia un pequeño diálogo en el cual termina diciendo algo así como "Tócala" ("...Play it!"), pero nunca pronuncia el nombre del pianista:


Otra frase famosa que hay que desmentir es la pronunciada por Hannibal Lecter (Anthony Hopkins) en "El silencio de los corderos" (1991) cuando Clarice acude a su encuentro en la cárcel. En español Hannibal dice "Hola, Clarice" pero la frase correcta inglesa sería "Buenas tardes - noches, Clarice" ("Good evening, Clarice"). Como se puede ver, cualquier frase que aparentemente puede parecer simple, se vuelve complicada a la hora de traducirla y adaptarla en una película:


También nos encontramos cambios en la saga de "Star Trek" (1979); probablemente una de las frases más recordadas de este film es "Más potencia, Scotty", en inglés "Beam me up, Scotty", refiriéndose a dar más potencia a la nave Enterprise para escapar de algún peligro, aunque en realidad el Capitán Kirk lo que dice es algo diferente, en el original "Scotty, beam us up":


No podía quedar atrás la famosa frase pronunciada por Arnold Schwarzenegger (doblado por Constantino Romero) en la película "Terminator" (1984), el famoso "Sayonara, baby", aunque en la película original americana esa frase no aparece por ningún lado. Lo que el personaje de Terminator dice en realidad es "Hasta la vista, baby", aunque en español eso no quedaba muy impactante y decidieron cambiarlo:



Por supuesto, un clásico como "Lo que el viento se llevó" (1939) también sufrió un cambio en su frase más culminante. En España, Rhett Butler (Clark Gable) termina diciéndole a su antagonista "Francamente, Scarlett, eso no me importa" pero en la versión original nunca se menciona a Scarlett, quedando como "Frankly, my dear, I don't give a damn" ("Francamente, querida, me importa un bledo"):


Un cambio radical que sufrió la película "Apocalypse now(1979) fue la reducción de este breve monólogo del capitán (Robert Duvall), que en inglés y traducido literalmente sería "¿Hueles eso? ¿Lo hueles, muchacho? Es napalm. Nada en el mundo huele así. ¡Qué delicia oler napalm por la mañana!. Un día bombardeamos una colina y cuando todo acabó, subí. No encontramos un solo cadáver de esos chinos de mierda. ¡Qué pestazo a gasolina quemada! Aquella colina olía a... victoria", y en la versión española toda esta frase queda reducida a un efectivo: "Adoro el olor a napalm por la mañana; huele a victoria":


En temas de reducción de frases célebres, y finalizando esta entrada, también nos encontramos con el caso del personaje de Gordon Gekko (interpretado por Michael Douglas), que en la excelente"Wall Street" (1987) pronuncia un breve monólogo con una conclusión contundente pero que en español se recuerda simplemente con la frase "la avaricia es buena" (frase que nunca dice en la película tal cual):


Con estas frases, falsas o en todo caso mal traducidas, nos despedimos hasta la próxima lista, no sin antes recomendarles todas las películas que hemos mencionado en esta entrada.

Entradas populares de este blog

Two of us: Un encuentro legendario

Por fin hemos encontrado (después de tanto tiempo) la mítica película "Two of us", emitida originalmente para la televisión americana y ahora con subtítulos en español para toda la población hispanohablante. Como protagonistas tenemos a Aidan Quinn interpretando a Paul McCartney y a Jared Harris en el papel de John Lennon. Los actores interpretan el encuentro ficticio de lo que podría haber pasado entre los dos músicos durante un encuentro real que tuvieron en abril de 1976 si se hubieran presentado en un programa llamado Saturday Night Live que les ofrecía 3.000 dólares si se reencontraban en televisión aquella noche y tocaban tres canciones en directo (si pinchan en la imagen de la izquierda podrán ver al presentador del show haciéndoles la oferta real).

La fatalidad nos hace invisibles

El destino, nos guste o no, está ahí, cual depredador que saliva copiosamente acechando a su inocente víctima para saciar sus ansias de hacer cumplir lo irremediable, para aplacar las iras de quién sabe qué criaturas divinas que por menesteres de fundamentos establecidos para algún misterioso propósito, o bien por puro albedrío astral, se empecinan por los siglos de los siglos en llevar a cabo tales empresas para deleite o desgracia de los mortales.

"Crónica de una muerte anunciada", obra singular del recientemente desaparecido Gabriel García Márquez, es un referente claro a eso que denominamos destino, a eso tan natural y a la vez tan extraño que encierra el misterio de la vida, tan absurdo y falto de sentido que se nos acaban las hipótesis para dar con alguna respuesta que deje, por lo menos a medias, satisfecha nuestra curiosidad. Esa que siempre se conforma, dadas las circunstancias, con darse con un canto en los dientes si el acontecimiento en cuestión tiene algún punto …

An-tonio y El Club de los 27

Hoy la historia va sobre "El Club de los 27”. Como ya conocéis, se trata de ese selecto grupo al que pertenecen algunos de nuestros mayores ídolos (quizá los más grandes) no solo por su brutal repercusión en el arte de hacer música, sino por el hecho de abandonar este jodido mundo justo a la tierna edad de veintisiete añicos (ni más ni menos) y en circunstancias siempre relacionadas con el exceso.