Ir al contenido principal

El landismo por bandera

Empecemos por aclarar qué entendemos por "landismo". Según la definición que encontramos en el diccionario virtual por excelencia, la archiconocida Wikipedia, el landismo es el nombre de cierto género cimematográfico español que intenta aunar la comedia fácil con cierto erotismo de baja intensidad. Sobra apuntar que el protagonista de las cintas encasilladas en dicho género y que tan orgulloso pregonaba a los cuatro vientos el haber creado esa manera tan particular de interpretar, de hacernos ver una cruda realidad tamizada por ese ingrediente picante y a la vez dulzón que daba como resultado en la mayoría de los casos una sonrisa siempre tan agradecida, es el inigualable Alfredo Landa.

Uno de los grandes del cine español que ayer discretamente nos dejaba a los ochenta años de edad, siendo más que consciente de que sus escenas más importantes ya habían sido recogidas, vistas, admiradas y reconocidas, y que podía irse en paz sin necesidad de hacer alarde de ese carácter enérgico, noble y visceral que tanto le valdría para meterse tantas veces en la piel de ese "macho ibérico", que en infinidad de ocasiones corría en pos de unas suecas que más que nunca hacían honor a su nombre con respecto a no darse nunca por enteradas.

Es dificil elegir una película donde la misma no sea merecedora de homenajear a su intérprete. Don Alfredo nos dejó muchas y grandes actuaciones, entre las cuales se hace complicada la elección. "La vaquilla" de Berlanga, "Atraco a las tres","Cateto a babor","Los santos inocentes", "El crack" y sus respectivas secuelas, donde descubrimos a un Landa despojado de esa vis cómica que le ha caracterizado y se transforma en un duro detective. O "El bosque animado" de José Luis Cuerda, y tantas otras obras eminentes tanto en cine, televisión y teatro.

Como sólo puede quedar uno, en este caso una, aludiendo al parafraseado texto de "Los inmortales", me he decantado por una comedia de Mariano Ozores de 1973, un poco forzado debido al escaso material audiovisual que ofrece la red, pero también porque "Manolo la nuit" es una de las películas más representativas de Landa, donde el landismo enarbola su particular bandera verde en una playa repleta de guiris, dispuestas a embobar a unos machos ibéricos que se afanan la mayoría de las veces inútilmente por conseguir los favores de estas voluptuosas turistas, y que en esta ocasión son ellas las eclipsadas por nuestro particular galán. Comedia desternillante con el sello Ozores donde don Alfredo empezaba a labrarse un lugar de privilegio en nuestro cine. Si pinchan en la imagen de arriba podrán leer una breve biografía del actor. Descanse en paz, maestro.




Entradas populares de este blog

Two of us: Un encuentro legendario

Por fin hemos encontrado (después de tanto tiempo) la mítica película "Two of us", emitida originalmente para la televisión americana y ahora con subtítulos en español para toda la población hispanohablante. Como protagonistas tenemos a Aidan Quinn interpretando a Paul McCartney y a Jared Harris en el papel de John Lennon. Los actores interpretan el encuentro ficticio de lo que podría haber pasado entre los dos músicos durante un encuentro real que tuvieron en abril de 1976 si se hubieran presentado en un programa llamado Saturday Night Live que les ofrecía 3.000 dólares si se reencontraban en televisión aquella noche y tocaban tres canciones en directo (si pinchan en la imagen de la izquierda podrán ver al presentador del show haciéndoles la oferta real).

La fatalidad nos hace invisibles

El destino, nos guste o no, está ahí, cual depredador que saliva copiosamente acechando a su inocente víctima para saciar sus ansias de hacer cumplir lo irremediable, para aplacar las iras de quién sabe qué criaturas divinas que por menesteres de fundamentos establecidos para algún misterioso propósito, o bien por puro albedrío astral, se empecinan por los siglos de los siglos en llevar a cabo tales empresas para deleite o desgracia de los mortales.

"Crónica de una muerte anunciada", obra singular del recientemente desaparecido Gabriel García Márquez, es un referente claro a eso que denominamos destino, a eso tan natural y a la vez tan extraño que encierra el misterio de la vida, tan absurdo y falto de sentido que se nos acaban las hipótesis para dar con alguna respuesta que deje, por lo menos a medias, satisfecha nuestra curiosidad. Esa que siempre se conforma, dadas las circunstancias, con darse con un canto en los dientes si el acontecimiento en cuestión tiene algún punto …

La jerarquía es eterna

Elvis fue el Rey del Rock, y eso es algo que pocos discuten con el paso de los años. Pasarán siglos antes de volver a ver sobre un escenario a alguien con su fuerza, su desbocado talento y su imagen. El tupé y la pelvis más famosos de la historia de la música dejó un legado de canciones con cuya interpretación (él no escribió ni una sola nota) consiguió convertirse en un icono inmortal