18 dic. 2012

Los espíritus de la Navidad

Cuando volvemos la vista atrás y comprobamos que nuestro comportamiento respecto a otros congéneres no es todo lo correcto que hubiésemos deseado y que las rencillas hacia otras personas se han convertido en auténticas enredaderas de malinterpretaciones y conflictos creados, lo más fácil sea en ese caso dejarlo correr y poner al silencio y a nuestro propio ego en una zona tan altiva y orgullosa que la caída desde allí pueda ser del todo fatal.

Por otra parte, podemos elegir la opción más difícil, la que no alimenta nuestra insaciable vanidad, pero sí nutre de sanos sentimientos nuestro espíritu, la que nos acerca a los demás, la que deja de lado minucias materiales y ensalza de manera ostentosa valores personales, la que en definitiva nos hará entrar en esa dinámica de paz interior que todos ansiamos.
Tal vez estas fechas navideñas que ahora vivimos sean las más indicadas para tales propósitos, y tal vez, como ocurre en la obra de Charles Dickens "Canción de Navidad", que hoy les presento, sea el momento de que concurran en nuestros hogares ciertos espíritus navideños prestos a hacernos recapacitar acerca de todo lo que creemos como leyes fundamentales en nuestros corazones y que no dejan de ser estériles parapetos en los que nos recluimos, imposibilitando así que recibamos la luz de los demás.

Les dejo con este cuento navideño de Dickens, que podrán leer si pinchan en la imagen, o si lo prefieren ver, podrán hacerlo en el video de abajo, con la firme esperanza de que estos espíritus consigan hacerles reflexionar sobre qué es lo verdaderamente importante en nuestras vidas. Felices fiestas.



Charlie 72