15 feb. 2012

Las puertas de la percepción

"If the doors of perception were cleansed, every thing would appear to man as it is: infinite" ("Si las puertas de la percepción fueran depuradas, todo aparecería ante el hombre tal cual es: infinito"). Este poema de William Blake es el inspirador del nombre de una de las bandas de rock psicodélico que más han influido en la creencia de que la música pueda llegar a ser mucho más que un mero entretenimiento auditivo para convertirse en una especie de espiral mística, donde los sentidos cobran un total protagonismo. Nos referimos a The Doors". El grupo empieza a tomar forma en las playas de Venice en 1964, donde un jovencito aficionado a los poemas llamado Jim Morrison se encuentra con un antiguo compañero de universidad fanático del blues y el rock, Ray Manzarek, que queda impresionado con la interpretación de Morrison al cantar uno de sus poemas. Más tarde se unirían a ellos Robby Krieger (guitarras y armónica) y John Densmore (batería y percusión), que conformarían definitivamente la mítica banda. La psicodelia, base imperativa del sonido "Doors", viene en gran medida sustentada por el piano Fender Rhodes de Manzarek, que con la mano derecha extraía esas melodías, punto de ebullición del éxtasis hechizado que desprenden muchos de sus poemas musicados, y con la izquierda hacía las veces de bajo, al carecer la banda del mismo. Por otra parte, el protagonismo insultante de Morrison en la carrera de este grupo y su controvertida e intensa vida y no menos confusa muerte en 1971, bien merecen una entrada dedicada exclusivamente a él. Arriba les dejo con un film biográfico del grupo, dirigido por Oliver Stone y protagonizado espléndidamente por Val Kilmer en 1991, que fue tachado por los propios Doors de no ceñirse a la realidad y de presentar a Morrison como a un auténtico psicótico, y que podrán ver pinchando en la imagen. Juzguen ustedes mismos. También pueden ver  a Morrison y  los suyos en acción en un concierto grabado en Julio de 1968. Disfruten.



Charlie 72