4 nov. 2011

Hurtos mayores.

Cuando el trasiego vital de este mundo al que un buen día llegamos, unos a tener una plácida y fácil existencia y otros a todo lo contrario, se convierte en esto último, una carrera de supervivencia en la que el más mínimo desliz en esa búsqueda imprescindible del sustento vital, puede acabar en fatal desenlace, el drama de lo cotidiano está garantizado.
En 1948 llega a la gran pantalla de la mano del gran actor y director Vittorio de Sica "El ladrón de bicicletas", película premiada con el Óscar a  la mejor de habla no inglesa. La historia se desarrolla  en la Italia de la postguerra donde el paro y el hambre conforman la espina dorsal del día a día de la sociedad del momento. El neorrealismo impuesto por De Sica, esa manera de mostrar la realidad imperante sacando las cámaras a la calle, una forma de filmar muy del estilo americano, y la intención poderosa de plasmar la crudeza de la vida de la sociedad de la época, son un nuevo modelo de hacer cine hasta entonces desconocido en Italia, y que tuvo su merecido reconocimiento. La pérdida de una vieja bicicleta, propiedad del protagonista y herramienta fundamental para su trabajo, a manos de un vulgar ladrón, y el empeño desesperado de éste en recuperarla es el argumento principal de esta cruda historia. Pasen y vean pinchando en el cartel.

Charlie 72