14 sept. 2011

Encantadores de mentes.

Hoy les propongo una lectura en la que un solo personaje puede despertar en nosotros la misma fascinación que nos producirían varios, ensartados en cualquier trama medianamente interesante. Y es que "La chica que amaba a Tom Gordon" es un relato apasionante, envuelto en ese halo de misterio que sólo el maestro Stephen King sabe ponernos en bandeja, adentrándonos a la vez en ese siniestro bosque en una concatenación de acontecimientos de los cuales la protagonista, con esa mente infantil, que tan acertadamente nos disecciona el maestro King en muchas de sus novelas, afronta apoyada siempre por su ídolo de los Red Sox, impreso en su camiseta, Tom Gordon.
"El bosque tiene dientes y puede morderte en cualquier momento"...


Charlie 72