4 ago. 2011

Silbidos lejanos






Si ya el visionado de películas mudas nos hace emocionar sin haber escuchado ni una sola palabra de boca del actor, derivadas éstas a pobres subtítulos, ni tampoco un solo acorde exceptuando las notas inherentes de acompañamiento del respectivo piano, cuánto hemos ganado con el cine sonoro y con ilustres protagonistas de sus bandas sonoras como el que nos acompaña hoy,  el gran compositor D. Ennio Morricone. Nacido en los años 20, su carrera comienza en la década de los 60, donde se crea un hueco en el mundo de los grandes compositores gracias  a los "spaguetti westerns", aunque fuera de este género le debemos maravillas tales como "Dias del cielo", "La misión" o "Cinema Paradiso". Su buena relación con grandes directores del western es evidente, y más en concreto con Sergio Leone, siendo éste compañero suyo de colegio y cuyas colaboraciones fueron sin duda las de más aclamación popular, con títulos como "El bueno, el feo y el malo", "Por un puñado de dólares", etc. Con más de 500 obras en su haber, es reconocido también por su valentía al emplear instrumentos poco ortodoxos, que a la postre le darían la razón como a todos los grandes genios. Aún en activo, recibe su último premio en 2010 hasta el momento, en Suecia, el "Polar Music Prize". Nunca una banda sonora nos hizo emocionar tanto y tan bien.




Charlie 72