22 ago. 2011

Bravos, bravísimos.

En 1965 empieza a forjarse la leyenda de cinco jovencitos que inician una carrera plagada de éxitos con el nombre de Los Bravos, a raíz del encuentro en una discoteca de Mallorca de Los Sonor y Mike and The Runaways. El nombre les viene según fuentes populares por la aclamación del respetable en un programa de radio llamado "El Gran Musical", donde se coreaba el típico "bravo", "bravo"; otras teorías argumentan que la compañía tenía decidido el nombre hacía tiempo. La voz inconmensurable del vocalista alemán Michael Volker Kogel, conocido popularmente como Mike Kennedy, fue una de las principales bazas del grupo para exportar sus temas al extranjero y asegurarse un éxito de sobra merecido. Su tema más conocido, "Black is Black", alcanzó el número 2 en las listas inglesas y el número 4 en las de Estados Unidos. Otros grandes éxitos fueron "Bring a litle lovin", o "La moto", ésta última motivo de polémica con otro de los grupos del momento, Los Pasos, canción que se disputaron ambos grupos hasta que Los Bravos consiguieron enganchar al respetable con su versión. Según declaraciones de miembros del grupo, ellos no tocaban en las grabaciones realizadas en Londres, debido a las normas impuestas por los sindicatos de músicos ingleses, y no porque la calidad musical de los miembros del grupo fuese inferior, ni mucho menos. En 1968 se suceden  dos acontecimientos claves para el futuro del grupo: el suicidio del teclista Manolo Fernández y la marcha de Mike Kennedy, que sería sustituido por Bob Wright y más tarde por Anthony Anderson. Los cinco Bravos no nos dejan otra alternativa que la de seguir coreando su nombre.






Charlie 72