Ir al contenido principal

Un ángel azul encarnado en diva.








Nacida en el berlinés barrio de Schoneberg el 27 de diciembre de 1901, Marlene Dietrich empezaba a dar pistas sobre su potencial artístico cuando a muy temprana edad  tocaba el violín con suma destreza, en 1921 entra en la escuela de interpretación de Max Reinhardt. En 1930 obtiene un papel en la primera película sonora europea ("El Ángel Azul"), dirigida por Josef Von Sternberg, en parte culpable del encumbramiento de la diva a su estado de mito. El cambio físico de la actriz en este film fue evidente, luciendo una figura mucho más estilizada que en anteriores trabajos. Sus papeles estrella interpretando a femmes fatales,como en "Capricho Imperial" y "El expreso de Shangai", ensalzaron más si cabe su imagen de mito erótico. En 1930 rueda "Marruecos", junto a Gary Cooper, en la que obtiene su única nominación al Oscar. Entre su repertorio encontramos "Berlín Occidente" y "Testigo de cargo", de Billy Wilder, "Sed de mal", de Orson Welles y "Vencedores o vencidos", donde suena la famosísima canción "Lilí Marlene", en la también famosa escena con Spencer Tracy. Se hizo con el título de "las piernas perfectas", y esto contribuyó a que fueran aseguradas por un millón de dólares de la época. Mantuvo una rivalidad en la sombra con Greta Garbo, quizá intentando difuminar la relación lésbica que ambas habían mantenido en su juventud. Su insultante glamour y su imagen de mujer fría e inalcanzable la colocan en ese reino mítico de estrellas del celuloide.


Charlie 72

Entradas populares de este blog

Two of us: Un encuentro legendario

Por fin hemos encontrado (después de tanto tiempo) la mítica película "Two of us", emitida originalmente para la televisión americana y ahora con subtítulos en español para toda la población hispanohablante. Como protagonistas tenemos a Aidan Quinn interpretando a Paul McCartney y a Jared Harris en el papel de John Lennon. Los actores interpretan el encuentro ficticio de lo que podría haber pasado entre los dos músicos durante un encuentro real que tuvieron en abril de 1976 si se hubieran presentado en un programa llamado Saturday Night Live que les ofrecía 3.000 dólares si se reencontraban en televisión aquella noche y tocaban tres canciones en directo (si pinchan en la imagen de la izquierda podrán ver al presentador del show haciéndoles la oferta real).

La fatalidad nos hace invisibles

El destino, nos guste o no, está ahí, cual depredador que saliva copiosamente acechando a su inocente víctima para saciar sus ansias de hacer cumplir lo irremediable, para aplacar las iras de quién sabe qué criaturas divinas que por menesteres de fundamentos establecidos para algún misterioso propósito, o bien por puro albedrío astral, se empecinan por los siglos de los siglos en llevar a cabo tales empresas para deleite o desgracia de los mortales.

"Crónica de una muerte anunciada", obra singular del recientemente desaparecido Gabriel García Márquez, es un referente claro a eso que denominamos destino, a eso tan natural y a la vez tan extraño que encierra el misterio de la vida, tan absurdo y falto de sentido que se nos acaban las hipótesis para dar con alguna respuesta que deje, por lo menos a medias, satisfecha nuestra curiosidad. Esa que siempre se conforma, dadas las circunstancias, con darse con un canto en los dientes si el acontecimiento en cuestión tiene algún punto …

An-tonio y El Club de los 27

Hoy la historia va sobre "El Club de los 27”. Como ya conocéis, se trata de ese selecto grupo al que pertenecen algunos de nuestros mayores ídolos (quizá los más grandes) no solo por su brutal repercusión en el arte de hacer música, sino por el hecho de abandonar este jodido mundo justo a la tierna edad de veintisiete añicos (ni más ni menos) y en circunstancias siempre relacionadas con el exceso.